Devolviendo la salud al bosque: Colaboración entre la tribu Wiyot y HSU

Por Brittany Kleinschnitz y Carrie Tully

traducción por Jasmin Segura

 

Durante esta época en la que existen innumerables problemas sociales y ambientales en nuestras comunidades locales y globales, puede ser un desafío saber dónde es mejor poner nuestra energía activista. Muchos de nosotros sabemos que las voces más importantes que podemos estar elevando en la restauración y sustentabilidad ambiental son las de los habitantes originales de estas tierras. Según la Dr. Cutcha Risling Baldy, directora del Departamento de Estudios Nativos Americanos de HSU, la acción número uno que podemos tomar para mitigar el desastre climático es devolver la tierra a las comunidades indígenas.

La devolución de tierras no es nueva para la comunidad de Humboldt. En octubre de 2019, vimos cómo la ciudad de Eureka reubicaba a Tuluwat con la tribu Wiyot. A través de la recaudación de fondos de base, la conciencia pública, el apoyo, y una responsabilidad fundamental hacia sus tierras sagradas, los Wiyot pudieron reunirse con el centro de su mundo. Hoy continúan cuidando la tierra y las aguas en Tuluwat, restaurando un lugar que había sido contaminado, dañado y de muchas maneras abandonado. Aunque Tuluwat representa una historia de éxito vital e inspiradora, hay más oportunidades en el horizonte.

En junio de 2020, a través de una serie de subvenciones y después de años de organización, una parcela de Jacoby Creek Forest fue transferida de la ciudad de Arcata a la Universidad Estatal de Humboldt. Esta tierra forestal, conocida por los Wiyot como Goukdi’n, tiene un potencial incalculable. El programa de Silvicultura Tribal recién emergente tiene muchas oportunidades de investigación colaborativa que los estudiantes pueden esperar. Sin embargo, en el proceso, la tribu Wiyot fue excluida de cualquier conversación, planificación y ejecución de la transferencia. El tema de la rematriación nunca se abordó hasta que la Dr. Risling Baldy planteó la pregunta: ¿Por qué?

Esta pregunta impulsó la acción tanto de la Dr. Risling Baldy como de la estudiante graduada de Medio Ambiente y Comunidad Carrie Tully, quien trajo al Consejo Tribal de Wiyot a la conversación. Desde entonces, las Wiyot se incluyen ahora en las comunicaciones relacionadas con Goukdi’n, y el proyecto ha seguido evolucionando. Los objetivos actuales son ahora dos: crear una estrategia de cogestión eficaz entre la tribu Wiyot y HSU, y devolver legalmente la tierra a los Wiyot, que actualmente no poseen tierras boscosas dentro de su territorio ancestral. Algunos ven estos objetivos en desacuerdo entre sí, pero el presidente de la tribu, Ted Hernández, tiene una visión diferente para el futuro: “La tierra siempre fue parte de Wiyot, no importa qué. Era lo que se suponía que debíamos cuidar… nutrirlo y llevarlo a la salud. Ese era nuestro trabajo. La razón por la que esto es importante para mí, que lo recibamos de vuelta, es para devolverle la salud que necesita … Necesita ese amor y ese cuidado tierno no solo de la gente de Wiyot sino de la comunidad que la rodea. Vamos a encargarnos de esto juntos “.

Si bien la mayoría de las partes interesadas están de acuerdo con esta asociación, el lenguaje en torno a la cogestión continúa considerando a Wiyot como visitantes invitados a trabajar en la tierra de HSU, y ve la rematriación como una amenaza para la investigación de los estudiantes y un objetivo lejano (si es que es posible) . Iniciativas como esta nueva estrategia de cogestión y el próximo programa de Silvicultura Tribal buscan incorporar el Plan Estratégico de la universidad para “Fortalecer las relaciones y comprometerse con las naciones y comunidades tribales locales a través de acciones auténticas, planificación específica, responsabilidad y verdadera colaboración”, pero se quedan cortos al descuidar la importancia de la devolución de la tierra como un acto fundamental de responsabilidad relacional. La Dr. Risling Baldy menciona esto en una entrevista reciente en el podcast For the Wild: “La gente quiere los beneficios, quiere el conocimiento, quiere poder invitar a los pueblos indígenas a entrar – ven aquí y extraeremos de ti este conocimiento. .. ¿Cómo está trabajando para defender su soberanía y autodeterminación? “

En septiembre de 2020, el gobernador Newsom emitió la Orden Ejecutiva N-15-19, implorando a las entidades estatales que “busquen oportunidades para apoyar la cogestión de las tribus de California y el acceso a las tierras naturales que se encuentran dentro de las tierras ancestrales de las tribu y bajo la propiedad o el control de el Estado de California, y trabajar en cooperación con las tribus de California que estén interesadas en adquirir tierras naturales que excedan las necesidades del Estado “. Estamos viendo importantes llamados a la acción en todo el estado; donde el retorno de la tierra no solo se considera posible, es parte de una oportunidad creciente para construir futuros resilientes al clima. HSU puede liderar el camino en estas acciones para verdaderas prácticas de cogestión que valoren la soberanía y la autodeterminación de las naciones indígenas.

La devolución de tierras no solo es una auténtica acción de solidaridad con las tribus locales, sino que también es un paso significativo hacia los objetivos de los programas ambientales de HSU. La mitigación de los efectos del cambio climático global no proviene únicamente de los académicos y las ciencias occidentales. Ya está, y seguirá siendo, liderado por comunidades indígenas. Como resume la Dra. Risling Baldy de su investigación, “Los conocimientos indígenas ya no son un plan de respaldo, son el plan” (Podcast For the Wild, 2021).

Divorciar la soberanía indígena de la gestión y restauración ecológicas nunca ha sido una estrategia eficaz para la gestión de la tierra. Vemos el legado del proyecto colonial a través de la silvicultura tradicional “estadounidense” en bosques superpoblados y extinguidos por incendios, que resultan en incendios de alta intensidad y meses de calidad de aire tóxica. Ya no podemos descuidar el papel de las relaciones humanas y la justicia social en la ciencia ambiental. Es esta relación la que creó las condiciones para que Wiyot y otros prosperen en esta tierra, y para que la tierra prospere con su gente, desde tiempos inmemoriales.

Actualmente, los Wiyot están trabajando en un acuerdo de cogestión con la universidad, y la Tribu y sus socios de HSU propusieron un nuevo subcomité centrado únicamente en la logística de la rematriación. Continuaremos actualizando a la comunidad sobre los desarrollos adicionales relacionados con este proceso, pero por ahora les dejamos con esta pregunta de la Dr. Risling Baldy: “¿Qué vamos a hacer que suceda en el futuro?”

Para obtener más información sobre el trabajo medioambiental de la tribu Wiyot, visite https://www.wiyot.us/101/Natural-Resources. Para reconocer y apoyar la soberanía tribal de la tribu Wiyot, visite www.honortax.org.